La Gran Sorpresa (EP01) (Parte 1/2)

Yo estaba haciendo un regalo para el cumpleaños de Melina pero la tacita Sofía no tenía ideas para hacerlo.

Pero de repente vino un loro llamado José, ¡Era el loro de Melina! seguía vivo y..., y..., ¡Tenía buena salud!

-"¡¿Cómo es posible que siga vivo?!"- dijo la tacita Sofía bien asustada.

Como la tacita Sofía no tenía un regalo para Melina, quiso regalarle a su viejo amigo, José.

-"No quiero regalos hasta que venga mi torta"- dijo Melina.

-"¿Quién quiere torta?"- dijo Agüina, pero se tropezó con una bolsa de regalos.

-"¡Qué mala suerte! Lo siento Melina."- dijo Agüina desesperada,

-"No pasa nada Agüina, además yo quería compartir la torta, no todo para mi."- dijo Melina.

Los regalos no se habían roto. Pero...., ¡El loro José se escapó de la caja de mascotas!

-"¡Tenemos que hacer algo!"- susurrando dijo la tacita Sofía.

-"Ya se, Agüina, tú vas a distraer a Melina sin que se dé cuenta que José sigue vivo, Zé Carioca, tú vas a preparar una torta para Melina y yo con voy en la búsqueda de José sin que se dé cuenta Melina para que sea una gran sorpresa."- dijo la tacita Sofía.

Y todos hicieron lo que dijo la tacita Sofía, mientras tanto pasaban cosas divertidas y otras muy sorprendentes y.....

Continuará....


¡La Gran Sorpresa! (EP02) (Parte 2/2) FINAL

En la primera parte.

Era el cumpleaños de Melina y la tacita Sofía encontró el loro de Melina, José, y como la tacita Sofía no tenía regalo para el cumpleaños de Melina, entonces metió a José en una caja, con huecos para poder respirar.

Pero él salió de la caja porque Agüina se tropezó con los regalos y el pastel que llevaba se destrozó, y la caja con huecos también estaba con los regalos y como la tacita Sofía no puede dejar que se escape entonces dijo que Agüina distraiga a Melina, y Zé Carioca que prepararía el pastel.

Seguiremos con la segunda parte.

La tacita Sofía buscó a José y lo buscó pero como Melina y el loro José jugaban al escondite, José siempre ganaba, entonces es decir que José es muy bueno escondiéndose.

-"Oh no, ¿Qué voy a hacer?"- dijo la tacita Sofía.

La tacita Sofía casi se rinde pero vino la perrita Chloé que vino para ayudar a Sofía,

-"Oye, ¿Qué haces aquí?"- dijo la tacita Sofía.

La perrita Chloé encontró una pista de José, la pista era una pluma verde, La tacita Sofía encontró otra pista, era una pelota con plumas y una cola de loro, Era el loro José, el loro no le gustaba las galletas, sino las semillas de frutos, el loro volvió a su caja, mientras tanto, Agüina distraía a Melina jugando a las escondidas.

-"Extraño mucho a mi loro José, lo recuerdo cada vez cuando juego a las escondidas"- decía Melina muy preocupada.

-"Tranquila, un día tal vez pasará un sueño hecho realidad"- dijo Agüina,

 

-"¿Tú crees? Bueno, está bien."- respondió Melina sin sospechar de que su loro está vivo.

Melina seguía pensando en su loro.

-"Por favor, déjame un rato a solas."- dijo Melina.

Entonces Agüina fue por el pastel para ayudar a Zé Carioca,

-"Ayyyy, ¿porque es tan difícil hacer este pastel?"- decía Zé Carioca,

-"No te preocupes, yo te ayudaré con el pastel, lo que pasa es que lo dejas mucho tiempo en el horno, como 4 horas, deberías ponerlo en 2 horas y 15 minutos, para que no se queme, y no olvides revisar el pastel y llevar un pequeño palo de madera muy delgado para ponerlo en el postre y revisar si esta crudo o no, si está suave y no está líquido como la masa, entonces lleva el pastel y ponlo a enfriarlo en un plato, ¡no olvides también quitar las partes quemadas por favor! y cuando ya hayas terminado, decóralo con cosas orgánicas y ponle las velas cuando vayamos a comerlo. ¿Podrías seguir los pasos que te acabo de decir?"- dijo Agüina a Zé Carioca.

-"Con gusto ¡Gracias Agüina!" dijo Zé Carioca.

El pastel ya estaba terminado y ahora Melina podía comer el pastel,

-"Oh no, no podremos llegar, ya es muy tarde y ni siquiera pude traer el loro para el cumpleaños de Melina"- dijo la tacita Sofía,

-"¿Dónde está Sofía?"- dijo Agüina,

Como Agüina pensaba que la tacita Sofía tenía un pequeño problema, ella fue por ella.

Todavía la tacita Sofía se quedaba sin atajos rápidos, entonces Agüina, sin darse cuenta la tacita Sofía, (suspenso), Agüina le dio un susto.

La tacita Sofía gritó de miedo, pero se dio cuenta que era Agüina la quien le había asustado.

-"¿Qué haces aquí, Agüina?"- pregunto la tacita Sofía.

-"Yo, solo quería ayudarte para llegar aquí."- dijo Agüina.

-"¿Cómo llegaste tan rápido, Agüina?"- preguntó la tacita Sofía.

-"Estamos muy cerca de la casa de Melina, quizás no te lo había dicho, la casa de Melina esta a 20 taza-pasos, pero los arbustos están tapando el camino."- dijo Agüina.

-"¿Tienes el loro?"- preguntó Agüina a la tacita Sofía.

-"Sí, tengo el loro muy seguro y le he puesto un candado de forma de regalo."- dijo la tacita Sofía.

-"Perfecto, ahora vamos a ver por donde esta el camino."- dijo Agüina.

La tacita Sofía y Agüina, fueron a cortar los arbustos, pero pensaron muy bien y decidieron hacer un túnel de tren y carros para no dañar plantas.

El túnel estaba más abajo de las raíces de un matorral.

Ya faltaba poco para ya soplar las velas y comer la torta, ¡solo quedaban 10 minutos! La tacita Sofía le dio el loro a Agüina y llegaron a tiempo.

Melina cumplió este día 9 años. La tacita Sofía encontró otro loro que es rosa, se llama Fluffly, es la prima de José, el loro.

Fluffly visitó a Melina por su cumpleaños, pensó que si ella iría, Melina se sentiría muy feliz.

Melina recibió sus regalos, encontró a su loro, había una etiqueta que decía:

"De tus mejores amigas"

Melina abrió la caja y se puso tan feliz que lloró de alegría. El día fue el mejor de todos y fue el mejor cumpleaños de todo el año.

21/09/2019 17:59


La navidad más.... La navidad casi perfecta (EP03)

Agüina y Melina prepararon todo para navidad, solo faltaban 4 días para la víspera de navidad.

Pero la tacita Sofía estaba haciendo una carta muy especial.

Pues, a ella le encanta hacer cartas, sobre todo, con dibujos de portada.

La tacita Sofía decoró tanto su carta que se equivocó de color.

-"¡Oh no, el árbol de la carta esta rojo, tengo que arreglarlo!"- dijo la tacita Sofía.

Aunque ponga encima el color verde del rojo, empeoraba.

-"¿Qué voy a hacer? ya falta bien poco para navidad"- dijo la tacita Sofía.

Pero por suerte, recordó la tacita Sofía a que tenía papel pegatina para ponerlo encima de el rojo y verde mezclado.

Sin embargo, desafortunadamente la tacita Sofía no logró encontrar el papel pegatina, entonces le pidió ayuda a Agüina, pero ella no sabía donde estaba, y además Agüina estaba adornando el árbol de navidad.

Entonces la tacita Sofía le pidió ayuda a Melina, pero ella no sabía tampoco donde estaba el papel pegatina, ella también estaba ayudando a Agüina, ayudando a pasarle los adornos navideños.

En tal caso, la tacita Sofía pidió a todas las tazas que vivían en su casa el mismo favor de siempre, pero nadie sabía donde estaba el papel pegatina.

No obstante, la tacita Sofía empezó a pensar que otra cosa sería pegajoso como el papel adhesivo, de repente, la tacita Sofía tuvo una excelente idea.

Se le ocurrió utilizar pegamento con papel, con eso, iba a salir papel adhesivo, lo intentó y salió a la perfección, esperó todo el tiempo que tenía que esperar, y pudo dar la carta facilmente.

Hecha en 21/12/2019.


Sirenas y Tazas (EP04) (Parte 1/2)

Un día, Agüina no podía aguantar más un secreto que debía decírselo a Sofía ya.

-"¡Hola Agüina!"- dijo Sofía,

-"Ah, ¡Hola Sofía!"- respondió Agüina un poco desesperada,

-"Sofía, tengo un secreto que decirte, se trata de..."- susurró Agüina,

-"¡Hola! les tengo una sorpresa, ¡Tendremos un viaje (¡GRATIS!) a los lugares llenos de agua!"- dijo Melina muy feliz.

-"Melina, el agua no me gusta tanto como si fuera lo mejor del mundo, solo sé pocas cosas del agua"- dijo Agüina.

-"Melina, ¿puedes irte por solo unos minutos? Por favor"- dijo Sofía,

-"Sí, no exageraré más"- dijo Melina.

Entonces Melina dejo a solas a Agüina y Sofía,

-"¿Qué querías decirme?"- dijo Sofía,

-"Que tengo un secreto, se trata del agua"- susurró Agüina

, -"¡¿Qué?!"- dijo Sofía, -"No grites, solo aguanta y guarda mi secreto, soy una sirena"- susurró Agüina,

-"Jajajajajaja, sirena, ¡¿Tú?! jajajaja, lo siento, pero ¿es una broma?"- dijo Sofía,

-"No es una broma, ven, te lo demostraré, en mi casa"- dijo Agüina prometiéndolo.

Agüina y Sofía fueron a una casa con adornos de delfines, ya que el delfín es el animal favorito de Agüina, lo pone de multicolor en casi toda la casa, y enseñó su piscina azul.

Sofía vio lo que iba a hacer Agüina, y cuando se puso en el agua, se puso un collar con símbolo de delfín y le salió una cola de pez y se veía como una taza-sirena.

-"¡Esto no es posible! ¿Estoy soñando?"- dijo Sofía,

-"No se lo digas a nadie ni a Melina, porque ella es muy chismosa"- dijo Agüina,

Entonces, Agüina se secó y escondió su collar.

Cuando Melina regresó, Agüina y Sofía no estaban,

-"¿Donde se fueron?"- dijo Melina buscando a Sofía y Agüina,

-"Estabamos... en la computadora añadiendoles nuevos fondos de paisajes"- dijeron Sofía y Agüina.

-"Ya, mañana a las 02:35 p.m. hay que ir al avión para viajar a los lugares con agua"- dijo Melina,

Entonces, Sofía cuando iba a dormir, tuvo una pesadilla

( -"Agüina, ¿quieres nadar un ratito?"- dijo Melina [en la pesadilla de Sofía]

-"Bueno"- dijo Agüina Agüina nadó y le salió una cola,

-"¡No! ¡mi cola!"- dijo Agüina,

-"¿Qué? ¡una cola de sirena!"- dijo Melina,

-"Lo publicaré en el teléfono y me volveré viral"- dijo Melina,

-"¡NO! ¡NO LO HAGAS!"- dijo Agüina,

-"Pero, ¿Cómo lo quito si no hay botón para eliminar?"- dijo Melina,

-"¡No 😫!"- gritó Agüina.)

-"¡¡Ahh😱!!"- gritó Sofía.

Sofía gritó pero nadie se despertó, como Sofía no quería que eso suceda, mientras dormía Agüina, Sofía le quitó su collar especial, y se lo puso, lo ocultó tambien.

Cuando despertaron, Sofía se veía un poco cansada,

-"Oye Sofía, ¿no has dormido bien esta noche?"- dijo Melina,

-"Solo un poco de pesadillas extrañas"- dijo Sofía,

Eran las 08:20 y solo tenían tiempo para empacar sus cosas y cambiarse, Melina empacó: Un montón de ropa, 20 limones, su botón de la suerte, 6 triples, unos vasos para tomar limonada, una bolsa de azúcar, un filtrador de agua automático, un salvavidas y un teléfono que aguanta el agua.

Sofía empacó: un tomatodo, uvas en tápers, una pala, un microscopio, un monton de ropa, agua, un teléfono que aguanta el agua, 3 máscaras de buceo, un salvavidas, una lancha neumática para 6 tazas y un telescopio.

Agüina empacó: un paraguas, 24 galletas con chispas de chocolate, un tomatodo, un salvavidas, un teléfono que aguanta el agua, unos bocadillos, mucha ropa, toallas, un botiquín de los primeros auxilios con un increible espacio, un peluche de delfín rosado, linternas, una tienda de campaña grande, 3 camas inchables y 3 almohadas.

Todas empacaron y desayunaron un festín, el avión ya llegó, no solo era grande, era precioso, y tenía varios cuartos como una mansión, y era el avión verde azulado y nunca chocaba. Continuará....


Sirenas y Tazas (EP05) (Parte 2/2) FINAL

Cuando Sofía, Agüina y Melina fueron a los países, uno de esos era el hogar de Agüina, pero nadie lo sabía.

-"Oye, Sofía, tengo que irme por un ratito, por favor"- le susurró Agüina a Sofía,

Agüina tenía que visitar su hogar, pues, quería hacer una pequeña gira de su casa.

-"Ok, pero iré contigo"- le susurró Sofía a Agüina.

Mientras tanto, Melina ni se dió cuenta, y... ¿Saben con que se distrajo? Pues, con mucho helado de menta.

Sofia y Agüina habían encontrado un cuarto lleno de tesoros, con cofres de monedas de oro, con diamantes y joyas en otros cofres, pero de repente, Agüina, de repente, no podía respirar bajo el agua, casi respira un poquito de agua, pero por suerte, Sofía le dijo lo que había hecho.

-"Tuve que esconder tu collar mágico para que Melina no lo sepa"- confesó Sofía,

-"Oye, no tienes porque preocuparte, además, ¡mira!"- dijo Agüina.

Agüina y Sofía habían descubierto algo, el collar era 2 delfines unidos que hacía una forma, y descubrieron que eran 2 collares juntos.

-"Mira, sabes que significa?"- dijo Agüina,

-"¿Qué?"- dijo Sofía,

-"Significa que, ¡es hora de nadar!"- dijo Agüina.

Sofía y Agüina exploraron el mar.

Cuando volvieron, Sofía y Agüina tenían un montón de peces. Melina estaba disfrutando un montón de pescado frito, con tallarines verdes, y también comió unos fideos con atún, ¡y mucho más!


El portal genial (EP06)

Un día, Sofía, estaba cavando un pequeño hueco para sembrar una planta, pero de repente, encontró una perla que brillaba.

-"¿Qué es esto?"- dijo Sofía.

Cuando pasaron unos cuantos segundos, la perla explotó y se transformó en un portal de colores pasteles.

Sofía iba a llamar a sus amigas, ya que si Sofía va sola, Agüina y Melina se enojarían, así que las llamó, pero de pronto el portal jaló a Sofía y cuando fue, no había Internet ni había una forma de llamar.

A continuación, Zé Carioca encontró el portal, y el portal también lo jaló.

-"¡¿Qué?!"- dijo Zé Carioca

-"¿Donde estamos?"- dijo Sofía

-"¡Hola! soy el dueño de este mundo. ¡Bienvenidos al paraíso de los colores pasteles!"- dijo un unicornio blanco y rosa pastel,

-"¡WOW! 😍 ¡¡Colores pasteles!!"- dijo Sofía muy pero muy feliz,

Sofía fue rápido por los árboles del paraíso y recolectó un montón de hojas, flores, perlas, pastos y muchísimas cosas.

-"😐😑😐😑😐"- pestañeaba Zé Carioca

-"Oye amigo, no tienes porqué preocuparte, además hay color menta"- dijo el unicornio.

Entonces Zé Carioca fue por la menta y llevó un poco de las hojas.

-"Ahora, me llevaré todo a mi casa :D"- dijo Sofía muy feliz,

-"Y yo también"- dijo Zé Carioca un poco cansado de tanto color.

-"Pero..., ¿Cómo regresamos a casa?"- le preguntó Sofía al unicornio,

-"¿Pues, ¡Necesitarán un examen!"- dijo el unicornio,

-"¿Cómo?"- preguntó Sofía.

-"¿Pueden llegar a llevar un color que no sea pastel?"- preguntó el unicornio

-"¡Yo si!"- dijo Zé Carioca

-"¿Porqué tu podrías hacerlo?"- preguntó Sofía

-"Porque no soy un gran fan de los colores pasteles"- dijo Zé Carioca

-"Ehh, y por cierto ¿Cuántas cosas necesitas que no sean color pastel?"- preguntó Zé Carioca al unicornio.

-"¡Todas! ¡Llevense todas y que no queden ninguna!"- dijo el unicornio,

Sofía quiso también hacerlo, pero no podía, ya que como le gusta tanto los colores pasteles, ella no podía negarse de sus gustos.

Zé Carioca encuentra 4 colores, uno verde, otro naranja, otro rojo y el otro fucsia.

Mientras Sofía buscaba la manera de poder llamar a sus amigas sin conexión.

Pero, de repente, Agüina y Melina buscaban a Sofía, y sin darse cuenta, Melina y Agüina fueron enviadas al portal.

-"¿Porqué no nos contaste que ibas a ir a un portal?"- dijo Agüina,

-"Lo sé, pero no hubo tiempo y de pronto, el portal me jaló, como a ustedes"- respondió Sofía, demostrando su inocencia.

-"Además, ¿Qué hace Zé Carioca?"- dijo Melina,

-"Ahh"- gritó Zé Carioca y huyo de Melina.

Mientras Melina perseguía a Zé Carioca, él no pudo recoger lo que no era color pastel, ya había recogido casi todos.

-"Quien recoja los últimos, podrá llevarse todo lo que quiera"- dijo el unicornio.

A Sofía se le ocurrió una idea.

-"Agüina, tú, ve por los colores no pasteles,"- dijo Sofía a Agüina,

-"Sí, Sofía"- respondió Agüina,

Agüina fue rápido por los colores que no eran pastel, los únicos que quedaban, eran los celestes y rosas fuertes.

Entonces, a Sofía le dio las ganas de cojer uno de esos colores, porque a nada más que al mirarlos, les encantó mucho.

Sofía, Agüina y Melina cojieron al mismo tiempo y pudieron llevar los colores pasteles a su casa.

Mientras Zé Carioca corría delante de Melina, pero rápido Sofía y Agüina llevaron a los dos y les dieron un montón de color menta y verde.


Las zapatillas encantadas (EP07)

Un día, Amanda vio unas zapatillas de cristal, las cual, las compró y se las llevó a su casa.

-"¿Qué haré con estas zapatillas?"- dijo Amanda buscando una manera para molestar a Sofía,

-"¡Ya sé! las encantaré, para que se muevan como yo quiera y nunca se las podrá quitar Sofía nada más, (risas malvadas)"- dijo Amanda.

Amanda las encantó, le echó muchas cosas raras, le puso un control remoto y listo, ya lo tenía, solo faltaba devolverlas a la tienda.

-"Hola, quisiera devolver estas zapatillas de cristal, porque no me quedaban, por favor, ¿puedo devolverlo?"- dijo Amanda pretendiendo ser amable (obviamente).

-"Ok, si usted desea"- dijo el empleado de la tienda.

Cuando lo devolvió, Amanda se ocultó en un arbusto viendo si Sofía compra las zapatillas de cristal, pero no funcionó bien.

Melina se quería comprar las zapatillas de cristal y Amanda no tenía el control. -"¡Vaya, vaya! ¡mi plan no ha funcionado! 😡"- dijo Amanda muy furiosa. Sofía pagó las zapatillas de cristal y venía con un control.

-"Me probaré las zapatillas de cristal"- dijo Melina.

Cuando se las puso, tenían ruedas, cuando vieron el control remoto, Melina lo uso, aprendió como usarlo y ya nunca más tenía que caminar, como Melina es muy floja, para ella, era lo mejor del mundo.

Amanda quería las zapatillas, ya que era algo bueno para Las Ministazas y no quería nada bueno para ellas.

-"¡Melina! ¡devuélveme esas zapatillas! ¡son mías!" gritó Amanda,

-"Jamás, Amanda, esto arregla mi vida"- dijo Melina,

Sofía y Agüina llegaron y ellas dijeron que esas zapatillas estaban encantadas, pero Melina no quería quitárselas.

-"Mira Melina, hay nuevos zapatos que se mueven con control remoto y, ¡te dan limonada!"- dijo Sofía,

Melina aceptó los zapatos, y se quitó las zapatillas, mientras que el plan de Amanda fue un fracaso.


El nuevo robot (EP08)

Sofía se levantó y había llegado un paquete.

-"Paquete para Sofía"- dijo el mensajero,

-"¿Qué será?"- dijo Sofía.

Sofía lo abrió y era un robot, y había un mensaje,

"El robot se llama: "Stawberry Wash" y le gusta las fresas, se recarga haciendo jugo de fresa, puedes utilizarlo como un sombrero y lo puedes llevar a donde sea, aguanta el agua" decía en el mensaje.

Sofía se quedó muy emocionada y lo prendió, -"¡Hola! soy Stawberry Wash, pero puedes llamarme: Wash"- dijo el robot.

-"Wow, ¡le enseñaré a Agüina y a Melina!"- dijo Sofía muy feliz,

-"Ya no tienes que hacerlo, ya le envié a todos tus amigos el mensaje menos a tu peor enemiga: Amanda" dijo el robot.

Agüina y Melina llegaron a la casa de Sofía y vieron a Wash, el nuevo robot de Sofía, Loby, el otro robot de Sofía, pensó que le estaban reemplazando, pero no era así, porque Wash tenía la misma inteligencia artificial que tenía Loby.

Cuando Loby conoció bien a Wash, el robot, ya pudo ser su amigo y Loby lo aceptaba, Melina también quería un robot, ya que era muy floja, quería uno para ella y su hermana.

Sofía entregó a Melina su robot Loby, porque él era más grande, estaba hecho para flojos, y para que tenga bateria, solo necesitaba una pila pequeña más fácil de encontrar.

Wash le encantaba hacer mucho jugo de fresa y un día, llegó una competencia de robots, quien ganaba, iba a tener batería para siempre y parecería que tuviera vida, quien perdía, seguía siendo lo mismo.

Empezó la competencia.

-"Primero ¿Con qué se hace un jugo de fresas?"- dice el anfitrión a Loby y Wash,

-"Con fresas, agua y azúcar"- dice Wash, -"Con fresas y agua"- dice Loby,

-"Un punto para Wash, ¡Bien hecho! ahora.

¿Cómo hacemos una limonada?" dijo el anfitrión,

-"Con limones, azúcar, agua y cubos de hielo al gusto"- dice Loby.

Y Wash dice lo mismo, es decir que ambos ganan un punto: Wash: 3 Loby: 2

-"Ahora, viene la última pregunta.

¿Qué se hace cuando no tienes batería?"- dice el anfitrión,

-"No haces nada"- dice Loby,

-"Fácil, te duermes y descansas después de trabajar tanto"- dice Wash, -"Y..., el ganador es......, WASH!!!


La taza perdida (EP09)

Un día, volví a Cuptown.

Y para celebrarlo, jugué a las escondidas con Sofía, Agüina y Melina.

-"Me quedaré en Cuptown durante unos días"- dije yo,

-"Tengo un lugar donde nadie me encontrará"- dijo Sofía,

-"Yo también"- dijo Agüina.

-"Ay, siempre me encuentran primero, pero esta vez será más dificil encontrarme"- dijo Melina

-"Ya, hay que esconderse dentro de 20 segundos ¡empieza! 20, 19, 18..."- dije yo,

Sofía, Agüina y Melina se escondieron rápidamente.

-"5, 4, 3, 2, 1 ¡Ya! ¿dónde se habrán escondido?"- dije yo.

Busqué y busqué, pero no las encontraba, ni una sola.

Pasaron días y días, pero no las encontraba.

Por suerte, encontré a Melina en un tarro de cosas antiguas (No tan antiguas, solo de hace 2 o 3 años).

-"Melina ¿sabes donde están las demás?"- dije yo a Melina. -"No, pero encontré a algunas tazas parecidas a ellas"- dijo Melina.

Esas tazas se parecían mucho a Sofía y a Agüina.

Buscaba por todos lados y no las encontraba.

Pero llegó un momento en que se me ocurrió una espléndida idea.

-"Ya sé, recuerdo haber visto ese tarro en otro lugar, había uno parecido, tal vez si lo encuentro, encontraré a Sofía y Agüina"- dije yo.

Y así fue, yo encontré a Sofía y Agüina, estaban en un tarro parecido, pero adentro tenia unos recipientes de plastilina.

-"¡Qué bueno que nos habías encontrado!"- dijo Sofía,

-"Sí, y además te felicitamos por habernos encontrado, no rompí la promesa, nos escondimos en un lugar que se conoce, pero no sabías"- dijo Agüina.

Al encontrar a Sofía, Agüina y Melina, volví a casa después de haber pasado muchos días.

¡Hasta luego! ¡Ministazas!


El zoológico Rempantel (EP10)

-"Al fín, un día donde veo animales exóticos"- dijo Sofía,

-"Sí, y también delfines"- dijo Agüina.

-"Yo solo quiero ver cocodrilos, ranas y loros verdes"- dijo Melina.

Las Ministazas fueron al zoológico para ver a la hermana mayor de Agüina; Minigil, ya que ella es también una sirena.

-"¡Hola! me llamo Sofía, y ella es Melina, hacemos grupo con tu hermana"- dijo Sofía a Minigil,

-"Sí, ya las conocía, dicen que salvaron el mundo después de un malvado ataque de su enemiga Amanda, pero. ¡Qué gusto verlas! son unas heroínas"- dijo Minigil.

-"Ohh, y allí está mi hermana, Agüina, la si..."- dijo Minigil,

-"¡No lo digas!"- dijo Sofía,

-"Si lo dices, Melina se lo va a decir a todos porque ella es chismosa y Agüina será descubierta, y creerán que ella es mala porque los demás creen que las sirenas son malas"- susurró Sofía a Minigil.

-"Ok, como digo, ¡Bienvenida Agüina! tanto tiempo sin vernos, además, que cosas habrán pasado con Las Ministazas"- dijo Minigil,

-"Bueno, he sido una buen miembro en Las Ministazas, y es muy divertido"- dijo Agüina a Minigil.

-"Ohh, has crecido todo este tiempo, y allí hay un pequeño robot rojo, ¿cómo se llama?"- dijo Minigil.

-"Se llama Stawberry Wash pero puedes llamarlo Wash"- dijo Sofía.

-"Como quiero decir, el zoológico es GRATIS para ustedes, porque como tienen a mi hermana, yo las acepto si mi hermana está tranquila"- dijo Minigil,

Dicho eso, Amanda, fue haciendo a una Agüina robótica, para que se porte normal. -"Al fín tendré algo GRATIS y podré robarme los animales para venderlos y tener suficiente dinero para mandar a Sofía a ser mi esclava (risas malvadas)"- dijo Amanda.

Después de unas horas, ya había hecho a la robot.

-"¡Gracias por la visita gratis!"- dijo Sofía y las demás,

-"Ohh, y casi lo olvido, (comienza a susurrar) cuando alguien tenga a Agüina, tienes que preguntarle cual es el secreto de Agüina, si no responde bien, haz tu trabajo"- dijo Sofía a Minigil.

-"Ok, ¡hasta luego!"- dijo Minigil.

(Unos segundos adelante) -"¡Buenos días Minigil! quisiera saber si puedo ir GRATIS al Zoo Rempantel"- dijo Amanda finjiendo otro acento.

-"Pero, ¿sabes el secreto de Agüina?" dijo Minigil,

-"Ohh, ehh. (empieza a pensar) No te rindas, solo dí algo aleatorio y ganaste, eso es, tranquila"- pensó y se quedó pensando Amanda.

-"Pues, su secreto es que su animal preferido es el delfín"- dijo Amanda sin pensar nada más.

-"¡No! esto es un robot, ¡fuera de mi Zoo! tu eres la villana de Sofía"- dijo Minigil.

¡Felicitaciones! Acabaste la 2da Temporada, ¿quieres ver más?

Recién he estado haciendo la 3ra temporada, si quieres más capítulos, no olvides comentar para dar ideas de sipnosis.